35Anniversary_OurStory_Hdr

“Deseo que los hijos de mis tataranietos sepan lo que Arbonne representó para mí.”
- Petter Mørck, Fundador

PettersGlasses2

La Visión

En 1965, Petter estaba a cargo del departamento de productos cosméticos y de cuidado de la piel de una compañía en Noruega, pero le desagradaba la idea de saber que muchos productos estaban formulados con ingredientes que no eran beneficiosos para la piel. Entonces le comentó a su esposa su deseo de elaborar una línea diferente de productos para el cuidado de la piel. Antes de que el concepto de “ecología” se transformara en el fenómeno comercial de la actualidad, Petter ya era “ecológico”. Esas conversaciones familiares llevaron a las ideas que luego se plasmaron en papel. Finalmente, Petter refinó los conceptos hasta crear un conjunto de principios rectores para lo que sería el trabajo de su vida:

Desarrollar, producir y comercializar productos para el cuidado de la piel y similares, con un incomparable nivel de calidad, pureza, seguridad y beneficios.

Crear y coordinar oportunidades significativas y desafiantes para quienes deseen obtener recompensas financieras, profesionales, sociales y culturales superiores a todo lo ofrecido por la industria.

Contribuir a nivel local, nacional e internacional con la mejora de nuestro ambiente ecológico, social y cultural.

Con unos pocos Consultores Independientes, Arbonne lanzó un catálogo de 19 productos, y comenzó a promover el uso de ingredientes botánicos haciendo hincapié en un nuevo concepto: puros, seguros, beneficiosos. Petter había comenzado la revolución en materia de productos.

En la actualidad, nuestras operaciones globales registran ingresos de más de $500 millones y cuentan con más de 200,000 Consultores Independientes. Nuestras líneas incluyen productos para el cuidado de la piel y el cabello, productos para bebés, y líneas de nutrición y cosméticos, a la venta en Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y Polonia, y Nueva Zelanda.

Una luz enciende otra

Antes de fundar Arbonne, Petter había trabajado en otra compañía de ventas directas. Petter reconocía el valor de crear un equipo ganador que inspirara a otros a alcanzar el éxito, y deseaba que la oportunidad de iniciar un negocio Arbonne fuera una experiencia tan transformadora como los mismos productos de la companía.

Petter no medía el éxito solo en términos de ganancias. Apreciaba a cada Consultor Independiente como ser humano, amigo, mentor, y estudiante, e inspiraba a todos a soñar en grande, crecer profesional y personalmente, y celebrar los éxitos juntos, con espíritu de equipo y familia.

Quienes lo conocieron, saben que su pasión, integridad y deseo de hacer lo correcto eran tan contagiosos como su afán de ayudar a que todos lograran la seguridad financiera. La cultura Arbonne evolucionó de manera natural. Todos los integrantes de la familia se sentían importantes, respaldados y con la autonomía necesaria para alcanzar sus sueños. En Arbonne, la transformación personal era el parámetro utilizado por las Oficinas Centrales para medir el éxito de sus integrantes.

Petter transformó su idea hasta convertirla en una hermosa visión, que compartió con otros, quienes, a su vez, inspiraron a otros a compartirla y propagarla. La transformación de cada integrante iba encendiendo la llama en el próximo.

Luego de casi 40 años, sabemos por qué continuamos presentes, y por qué seguiremos estándolo por muchos años más. La clave reside en la combinación de nuestros asombrosos productos y nuestra maravillosa comunidad, que trabajan en consonancia para mejorar a nivel personal y hacer extensiva esa mejora al resto del mundo.

Arbonne se enorgullece de ser miembro de la Direct Selling Association. Ver el Código de Ética por el que nos regimos. Para obtener informacion sobre el Proceso de Quejas del DSA, haz clic aquí